¿Primarias? ¿Qué primarias?

Jorge Dodero @jorjantonio (publicado originalmente en su blog “Aprendiz de ingenuo“, el 3 de julio de 2015).

Las palabras no quieren decir nada en sí mismas. Su significado es meramente convencional; acordamos lo que la unión de unos sonidos han de significar, para poder entendernos. Cuando ese acuerdo se rompe, y los mismos sonidos tienen distinto significado según quien los emita o los escuche, tenemos un problema de comunicación, que es uno de los mayores problemas que podemos tener.

En sentido estricto, las primarias consisten en elegir mediante votación, y no por decisión de un órgano, a aquellos que van a formar la candidatura que se quiere presentar a unas elecciones. Esta definición nada nos dice sobre el mecanismo a seguir en esa votación, ni los principios básicos que han de seguirse.

Sin embargo, los significados se van construyendo entre todos, a partir de sobreentendidos, connotaciones, contextos, y acuerdos tácitos, que matizan y enriquecen el estricto significado primario.

De este modo, con la palabra “primarias” se entienden muchas más cosas. Se entiende, sobre todo, que todos tienen la posibilidad de presentarse en las mismas condiciones y con las mismas oportunidades. Por supuesto que habrá entre los candidatos diferencias en cuanto a su capacidad y ese será un elemento a tener en cuenta cuando se vota. También hay candidatos más conocidos que otros, pero esto puede ser una ventaja o un inconveniente. En cualquier caso, serán diferencias derivadas de circunstancias individuales con las que cada candidato tendrá que lidiar por sí mismo.

Siendo esto así, la presentación de listas (abiertas, cerradas o con abrefácil incorporado) desvirtúa el sentido de las primarias. Las diferencias individuales, que existen, se enmascaran. Se mezclan gentes de menor capacidad con otros que la tienen demostrada, equiparándolos aparentemente, y pudiendo perjudicar a otros, más capacitados pero no apadrinados. El reconocimiento público de unos sirve de amparo a unos desconocidos, que cobran ventaja respecto a otros desconocidos que no disponen de esa cobertura.

Es cierto que los mecanismos abrefácil, permiten a cada uno seleccionar de cada lista los que pueda considerar más adecuados, conformando una lista propia basada en su criterio y preferencias. Vale, sí. También el mercado de suministro eléctrico es muy competitivo porque uno puede buscar, comparar y elegir al mejor. Si analizamos la situación en función de su teórica realidad, no llegaremos lejos.

Lo cierto, se mire como se mire, es que la introducción de listas en un sistema de primarias, desvirtúa el sistema, y lo convierte en un mero refrendo de elecciones tomadas anteriormente. Así, ya no son primarias. Es un sistema mucho más democrático que la confección de las listas en un despacho; es mucho más participativo que si se elabora entre unos pocos; pero no son primarias, ni se dan las condiciones que definen un proceso de este tipo como plenamente democrático, participativo y justo.

La fuerza hace el derecho, sin duda. El sistema se impone porque se puede imponer, y los que no pueden imponer otro, porque carecen de fuerza para ello, no lo pueden cambiar. Es cierto, pero esta verdad no implica ni justicia ni igualdad en el sistema. Digamos que lo hacemos así porque nos conviene y tenemos la fuerza para hacerlo, pero no recurramos a conceptos que no caben en un sistema de estas características.
La competencia es buena, porque nos permite elegir a los mejores. Pero esa bondad desaparece cuando en vez de permitir que triunfen los mejores, las reglas están hechas para que venzan los más fuertes, y están permitidas acciones que impiden la igualdad de oportunidades para todos los competidores. Así funciona el sistema económico, pero no creo que deba funcionar una organización política.

En estos días, algunos me preguntan si me voy a presentar como candidato a las primarias de Podemos, y sólo se me ocurre contestar: “¿Primarias? ¿Qué primarias?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s